Hay un tiempo nuevo que empieza
y yo sé que te va a sorprender,
navegando por mares de letras
mil países podrás conocer.
Laberintos de colores
que te lleven a soñar,
aprendiendo y creciendo juntos,
cosas nuevas descubrirás.
Será tan bella esta aventura de crecer,
un largo camino por recorrer.
Dame la mano y al caminar
seremos uno, pura amistad.
No tengas miedo vámonos ya,
que el sol ya sale y no se deja esperar.


"Laberintos de colores" de Andrea Mosconi.

Seguidores

jueves, 19 de enero de 2012

PREPARANDO EL AULA...





 



En una escuela, todo enseña, hasta las paredes.
Los días previos al inicio de las clases nos brindan la posibilidad de preparar nuestra aula y la escuela para recibir a l@s niñ@s y a sus familias.
Las carteleras con los datos de la escuela, el panel del tiempo, el reglamento de convivencia, los carteles con los nombres de l@s niñ@s, el panel de los cumpleaños, etc son estímulos que favorecen el desarrollo de la alfabetización, además de crear un ambiente ameno y confortable para el trabajo diario.
Recordemos que tanto l@s niñ@s como nosotr@s pasamos muchas horas dentro de la escuela, por lo tanto, debe ser un espacio construido por todos, principalmente por los alumnos.
En primer año, los estímulos deben desbordar de color, de personajes, de carteles, muchos carteles, pues todos estos soportes servirán como "textos informativos", "guías y fuentes  de consulta" ante los primeros obstáculos cuando los pequeños comiencen a escribir. Para ello, debemos tener en cuenta que si bien podemos decorar el aula con mucho material, a veces es mejor poco y de calidad, que mucho y que no sirva a la hora de ser consultado. Por eso, en el aula de primer año no deben faltar:



*LOS NOMBRES DE LOS ALUMNOS: cuando los niños empiezan su aprendizaje de la lengua escrita, uno de los modelos  más importantes que les permite reflexionar sobre algunas de las características de la escritura es el nombre propio. El nombre es una palabra muy familiar para los niños y propicia aprendizajes muy significativos para ellos:

-es un modelo estable que mantiene características independientemente del contexto donde aparezca,

-puede ser reconocido de manera rápida y fácil por los chicos,

-en la medida en que van reconociendo la relación que existe entre la letra inicial de su nombre y el sonido inicial, pueden establecer relaciones similares con otros nombres y otras palabras,

-pueden establecer comparaciones entre las características gráficas de sus nombres y otras palabras,

-cuando el niño conoce pocas letras, el nombre puede servir como "abecedario",

-es un texto corto y lo suficientemente variado si se socializa. 


*LAS VOCALES: al igual que el abecedario, la vocales deben ser para nosotros y para nuestros alumnos una herramienta escrita de consulta para producir nuevas escrituras, por lo tanto deben estar al alcance de los niños, deben ser claras y con ejemplos conocidos por los niños. Por lo general, las láminas que encontramos con las vocales, a veces refieren a ejemplos poco comunes o "desconocidos" para los niños, por ejemplo:  por "urraca" pájaro, por "iguana" lagartija , que  parece tonto, pero son expresiones poco frecuentes en los niños y más aún en aquellos que no han concurrido al nivel inicial (jardín de infantes).


*EL ABECEDARIO: (sin las letras "CH", "LL"). Desde mi experiencia en 1º año, el abecedario debe ser: claro, escrito en mayúscula, con ejemplos concretos y estar al alcance de los niños. Recordemos que el abecedario, debe ser un recurso útil para nuestros alumnos y para nosotros como docentes, no simplemente un bonito decorado. El mismo se puede construir, ampliar o reformar con los chicos a medida que transcurre el año, pero es importante que esté presente desde el primer día de clases en el aula.                                                
En EL BLOG ENCANTADO, Gemi nos presenta otra idea muy interesante: http://gemi-carpediem.blogspot.com/2010/10/abecedario-personalizado-fotos-nins.html


 *LOS NÚMEROS / LA BANDA NUMÉRICA:  este tipo de recurso presenta información estable de manera tal que los niños pueden recurrir a ella en el momento en que se presente algún problema matemático. Por supuesto que no es el único recurso numérico dentro del aula, se puede incorporar también: el calendario o almanaque (suelo utilizar los dos), boletas, teléfonos, agendas, billetes, etc. La riqueza de estos materiales recide no solo en la variedad, sino en las diferentes funciones que cumple el número en cada uno de ellos. La habilidad del docente y su intencionalidad pedagógica definirá la forma y el tiempo en que presentará cada portador y el uso que hará del mismo.
Haciendo click en este enlace  http://gemi-carpediem.blogspot.com/2012/01/actividades-con-el-calendario.html, podemos ver un ejemplo más que útil que nos ofrece Gemi en EL BLOG ENCANTADO.

Sugerencias: Colocar una banda numérica (solo números sin ejemplos de cantidades) en el borde inferior del pizarrón (o a la altura de los niños) con la serie desde el 0 hasta uno o dos números más del total de la cantidad de alumnos, es decir: si tengo 30 alumnos, la banda debe ir desde el 0 hasta el 32 o 34, por ejemplo. Esto es para evitar que los niños "memoricen" que el final de la banda corresponde siempre al total de los alumnos o al total de los días que tiene el mes. Además, a su lado, se puede colocar el castillo numérico ya completo o en blanco para completarlo en clase. También puede colocarse la serie numérica del 0 al 10 con ejemplos de cada cantidad o construirla con los niños en los primeros días de clases.

*EL PANEL DEL TIEMPO: este recurso tiene el propósito de ser utilizado todos los días como rutina para colocar el día, la fecha, el mes y hasta el año. Por eso debe ser realizado en un material resistente y duradero. Por lo general, para aquell@s docentes que no son habilidosos con las manualidades
En MI SALA AMARILLA, Sandra comparte otra posibilidad, haciendo click aquí verás de qué se trata: http://salaamarilla2009.blogspot.com/2009/09/grafico-del-tiempo.html.