Hay un tiempo nuevo que empieza
y yo sé que te va a sorprender,
navegando por mares de letras
mil países podrás conocer.
Laberintos de colores
que te lleven a soñar,
aprendiendo y creciendo juntos,
cosas nuevas descubrirás.
Será tan bella esta aventura de crecer,
un largo camino por recorrer.
Dame la mano y al caminar
seremos uno, pura amistad.
No tengas miedo vámonos ya,
que el sol ya sale y no se deja esperar.


"Laberintos de colores" de Andrea Mosconi.

Seguidores

viernes, 6 de abril de 2012

7 de abril: Día Mundial de la Salud




¿Qué recordamos el 7 de abril?


El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril para conmemorar la creación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta institución organiza eventos a nivel internacional, regional y local durante esa jornada, y a lo largo del año, para resaltar las prioridades necesarias en materia de salud. El marco general que ha orientado sus acciones es el reconocimiento de la salud como un derecho fundamental de todo individuo y la responsabilidad de los gobiernos de proveer los medios para alcanzarla.
Cada año la OMS celebra este día con un lema diferente, centrado en un aspecto clave de la salud pública. Por ejemplo, en años anteriores las temáticas difundidas fueron:

2008: Proteger la salud frente al cambio climático
2007: Seguridad sanitaria internacional
2006: Colaboremos por la salud
2005: ¡Cada madre y cada niño contarán!
2004: Seguridad vial
2003: Preparemos el futuro de la vida



 Pero…, ¿qué entendemos por salud? Información para los docentes.





Antiguamente, estar sano significaba “no tener enfermedades”, pero esta definición y su interpretación conceptual han ido variando con el tiempo.
En 1948, en el preámbulo de su constitución, la OMS describió la salud como “el completo estado de bienestar físico, psíquico y social, y no simplemente la ausencia de enfermedades”. Por primera vez se definió a la salud en términos positivos y no negativos.
Si bien todos los países han debatido este concepto y lo han reconocido oficialmente como una idea apropiada sobre salud, también han vertido varias críticas, entre ellas se destacan:

‐ Es una definición utópica, ya que trata más de un deseo que de una realidad.
‐ Se trata de una definición estática, en contradicción con los procesos biológicos que son dinámicos.
‐ Distorsiona el concepto de bienestar equiparándolo al de salud, salvo que se refiera
a bienestar social (idea más consensuada).

La utilización del concepto de bienestar, en el contexto en que fue utilizado (fin de una guerra y situación de penuria generalizada) tuvo un claro significado económico y político entendido en el sentido de posesión de bienes materiales. Hoy día se la considera una situación de plenitud y tranquilidad de la persona consigo misma y con su entorno. Situación caracterizada por experiencias de alegría, placer y diversos tipos de felicidad (hacia experiencias espirituales, satisfacción del autoideal y otras cuestiones sociales). En definitiva, cada persona tiene su propia percepción de bienestar y, no siempre, una situación de bienestar es compatible con situaciones
saludables.
La realidad humana excluye al estado de completo bienestar físico, psíquico y social.
La vida del hombre es un continuo devenir entre situaciones positivas y negativas, a veces opuestas. (Placer / Dolor, Bienestar / Malestar, Felicidad / Desgracia).
Los aportes actuales en medicina, psicología y las ciencias sociales nos plantean una mirada más amplia que considera que la salud no es un estado perdurable, sino un tránsito permanente entre comportamientos que pueden ser más o menos saludables. Se trata de un proceso dinámico y activo que tiende a lograr el bienestar social de la persona, dependiendo de la personalidad del individuo y del ambiente integral.
Por lo tanto, el concepto de salud surge de un modelo interaccionista (relación entre el organismo y el ambiente), donde el modo en que el hombre se sitúa en su contexto social en función de aspiraciones, motivaciones, intereses y posibilidades; adquiere una vital importancia. La salud, así entendida, comporta un cierto equilibrio del organismo con el ambiente (que cumpla determinadas condiciones que deben ser exigidas para hablar de salud), con el mundo social (que garantice, mínimamente, la satisfacción de la condición de bienestar social) y con un vasto conjunto de factores psicológicos, culturales, políticos, económicos, eco-ambientales, con los que se pone en correspondencia.
Concebida la salud como un bien individual, colectivo y social, a la vez de constituirse en un derecho y de generar obligaciones, adopta una dimensión que supera el modelo biologicista tradicional, debiéndose fomentar desde la institución escolar un espacio a la salud como un valor significativo.


¿Qué podemos hacer desde la escuela?

Es importante orientar nuestra tarea educativa precisamente fortaleciendo la doble responsabilidad individual y colectiva inherente a la salud. Así pues, hay que incorporar la salud a la educación en varias direcciones: como un contenido educativo, como tema de debate ético y como un escenario para tomar decisiones que contribuyan a la formación de en una ciudadanía responsable.
Entre algunas de las propuestas a desarrollar desde el ámbito escolar podemos sugerir:


  •  El trabajo sobre el concepto de salud desde las ideas previas, el juego o dramatización y la verificación y ampliación de ideas con material informativo.
  •  El establecimiento de atributos de salud y hábitos saludables.
  •  El conocimiento de los derechos del niño: la salud como derecho.
  •  Coordinación de contenidos del Diseño Curricular de Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Prácticas del lenguaje, Educación Física, Educación Artística.
  •  Formulación de problemas, explicaciones e intercambio de ideas.
  • Búsqueda y elección de información factible de ser comprendida.
  •  Discusión y valoración de hábitos saludables.
  •  Elaboración y lectura de afiches, folletos, trípticos.
  •  El trabajo con medios de prensa sobre la temática en cuestión.
  •  Observación y crítica de avisos publicitarios o programas de TV.
  •  Consulta a profesionales de la salud: confrontación de información leída y discutida en la clase.
  •  Organización de propuestas de promoción de salud.
  •  Integración de padres a talleres.
  •  Jornada de explicitación de contenidos aprehendidos a la comunidad.


Fuentes:

• Colomer Revuelta, C. y Álvarez, C. Promoción de la salud y cambio social. Elsevier España. 2000.


• Marcos, C. y Martiñá, R, coord. Salud y educación, un aporte a la capacitación docente. Secretaría de Educación y cultura de la Municipalidad de la C.A.B.A. 1992.



PARA TRABAJAR JUNTO A LOS ALUMNOS 

 
*  Presentarle a los niños la canción MI CUERPO ES UN TESORO de Mónica Tirabasso, editorial EDIBA Argentina, año 2007. Escucharla atentamente, memorizarla.

MI CUERPO ES UN TESORO,
LO TENGO QUE CUIDAR, 
POR ESO ES IMPORTANTE
SABERLO ALIMENTAR.

BAÑARME DIARIAMENTE
PREVIENE ENFERMEDADES.
DE CEPILLAR MIS DIENTES, 
NO DEBO OLVIDARME.


Y ASÍ CRECERÉ.
Y ASÍ CRECERÉ.
Y ASÍ MUY FUERTE 
Y SANO CRECERÉ. 

UN POCO DE EJERCICIO
Y UN TIEMPO DE DESCANSO
PARA ESTAR SALUDABLE
SON SIEMPRE NECESARIOS.


SI BIEN DUELE EL PINCHAZO,
ME DEJO VACUNAR,
PORQUE SI NO LO HAGO 
ME PUEDO ENFERMAR.

*Intercambio: ¿Por qué mi cuerpo es un tesoro?  ¿Què actividades podemos hacer para cuidar nuestro cuerpo y que esté saludable? ¿Qué le puede ocurrir a nuestro cuerpo sino lo cuido?

 *Imágenes para trabajar con la canción:









* Secuencias:


 


 


*Armado del botiquín del aula mediante la obsevación de la siguiente imagén: 



*Listar materiales necesarios para el botiquín del aula.
* Elaborar una notita para el hogar entre todos teniendo en cuenta al destinatario.
 -Intercambiar y acordar antes de empezar a escribir, qué y cómo se va a escribir y revisar las decisiones mientras se escribe.
-Intercambiar con otros acerca de las decisiones que se van asumiendo mientras se escribe y recurrir a distintos textos presentes en el aula para escribir el propio.
 - Revisar lo que se escribe y las distintas versiones de lo que se está escribiendo hasta alcanzar un texto que se considere bien escrito.
- Recurrir a escrituras confiables para resolver dudas ortográficas.


POESÍAS PARA LEER... 










HÁBITOS SALUDABLES... 

 





 *Secuencias con actividades:




*Adivinanzas:








¡¡ RECUERDA SIEMPRE CONSULTAR AL MÉDICO !!