Hay un tiempo nuevo que empieza
y yo sé que te va a sorprender,
navegando por mares de letras
mil países podrás conocer.
Laberintos de colores
que te lleven a soñar,
aprendiendo y creciendo juntos,
cosas nuevas descubrirás.
Será tan bella esta aventura de crecer,
un largo camino por recorrer.
Dame la mano y al caminar
seremos uno, pura amistad.
No tengas miedo vámonos ya,
que el sol ya sale y no se deja esperar.


"Laberintos de colores" de Andrea Mosconi.

Seguidores

sábado, 3 de marzo de 2012

PROYECTO: Bicentenario de la Creación de la Bandera Nacional



“Año de homenaje al doctor Don Manuel Belgrano”











Contenidos del Diseño Curricular Primero y Segundo Ciclo

*Formas de vida
*Los sujetos sociales.
*El conflicto como constituyente de la realidad social.
* La multicausalidad.
*Cambios y continuidades.
*Complejidad.
*Vida cotidiana.
*Multiperspectiva.
*Reconocimiento a la diversidad cultural.
*Controversialidad del conocimiento social. 

Propósitos:

*Comprender el tiempo histórico desde sus múltiples duraciones a través de los
cambios y permanencias operadas en el contexto, destacando a los sujetos en
su realidad social.
*Recuperar la significación de la “bandera” como un símbolo que nos reúne a
todos los argentinos a partir de relatos/imágenes.
*Introducir el trabajo con multiperspectiva como principio explicativo en la
enseñanza de las ciencias sociales.
*Reconstruir la vida cotidiana.
*Relacionar los sujetos sociales, el tiempo y el espacio.
*Comunicar ideas en forma escrita, gráfica y oral a través de la utilización de
diferentes recursos.
*Reconocer las distintas dimensiones de la realidad social.


Recursos :

.Materiales bibliográficos sugeridos.
· Imágenes.
· Fotografías.
· Internet.
· Afiches.
· La valija de materiales: papel, lápices y demás.


Tiempo Estimado: 4/6 módulos.




Palabras para el/la docente

El inicio de clases nos encuentra en este año 2012 con la conmemoración del Bicentenario de la creación de la Bandera Nacional2, por lo que se enfatiza, desde el área de Ciencias Sociales, que las efemérides3 se constituyen -por las reiteradas prácticas que se observan en el aula- en una puerta de acceso a los contenidos enunciados en el Diseño Curricular de la jurisdicción. La vinculación de las fechas conmemorativas con los contenidos exige el abordaje, por parte de los/las docentes, de los conceptos estructurantes del área que conducen a la apropiación del conocimiento por parte de los/las niños.
La Bandera es el símbolo que nos reúne a todos los argentinos. No es sólo un paño que flamea en un día festivo o en algún evento deportivo, dado que la bandera de un país representa su soberanía —que no es autonomía—, y la capacidad de definirse ante el mundo global en todos los escenarios posibles. La soberanía es la queposibilita a los argentinos pensar en la construcción de un presente para cimentar el futuro.
Pensar, entonces, en el Bicentenario de la creación de la Bandera Nacional, implica reflexionar desde el presente hacia el pasado recuperando la figura de los hombres, como Manuel Belgrano y sus ideas; de las mujeres, de los niños y niñas, de los blancos, los mestizos, los negros, los inmigrantes que contribuyeron en su conjunto a generar este espacio latinoamericano que aún se debe la oportunidad de visibilizarse ante el contexto mundial.
Por estos motivos, la enseñanza del área de Ciencias Sociales reviste una importancia por demás significativa. Representa la construcción del conocimiento histórico y social, dentro de un espacio geográfico en relación con el resto de las áreas, rescatando en la música y en el arte el lenguaje simbólico que conlleva.
El presente debe conducir a pensar como actores destacados del cambio como sinónimo de confianza, para conseguir la constitución de una República en la que prime la justicia social y la igualdad ante la diversidad. Asimismo, se debe generar conciencia de que los ciudadanos son encargados de diseñar una Nación que, a pesar de sus conflictos, puede ser capaz de encontrar un rumbo dentro de una trama
mundial cargada de pesimismo. El Bicentenario de la creación de la Bandera Nacional invita a reflexionar sobre estas cuestiones que hoy atraviesan a los argentinos. Recuperar el significado de la Bandera, de Manuel Belgrano y de los sujetos que actuaron en los diferentes escenarios, seguramente ayudará a incorporar
en las aulas de Ciencias Sociales una mirada crítica para develar a los actores sociales.
Lograr un pensamiento crítico resulta complejo. No obstante, siempre es posible a
partir de prácticas docentes que generen la búsqueda, la indagación, la inferencia, la curiosidad. Prácticas que conduzcan a desplegar la imaginación para lograr la apropiación del conocimiento, partiendo de que siempre es posible cambiar lo que se tiene signado por origen. El conocimiento acontece en las aulas y es el desafío para implementar prácticas docentes innovadoras, incorporando nuevos recursos y estrategias didácticas para lograr la tensión entre los propios saberes y aquellos que revisar y adquirir.
Proponer situaciones problemáticas5 puede ser una entre otras múltiples estrategias, que colabora a despertar la curiosidad, provocar la indagación y la ruptura de las prácticas habituales, para entretejer otros caminos, incorporando en las aulas el arte y la música para alcanzar la interpretación de los lenguajes simbólicos.
De esta manera, y como sugerencia para el trabajo en el aula de Primer y Segundo Ciclo se ofrecen textos, relatos y cuentos históricos que el/la docente podrá seleccionar para trabajar con el grupo de alumnos/alumnas. Los textos de historia novelada conectan con la realidad social en la medida que pretenden la representación de un acontecimiento histórico en un tiempo y un espacio que estará fundado en el uso de documentos históricos, escritos de manera sencilla para ser comprendidos por los niños/as.





La Bandera Nacional








 
La primera bandera “Conforme a la tradición rosarina, la primera bandera de Belgrano, confeccionada por
María Catalina Echavarría de Vidal, constaba de dos paños verticales, uno blanco del lado del asta, y otro celeste. Esta bandera fue enarbolada el 27 de febrero de 1812 en las barrancas del río Paraná (Rosario). Los elementos de esta bandera coinciden en número y disposición con la bandera de los Andes, a la que se agregó el escudo, y tiene sentido, porque es lógico que San Martín, al disponer su confección, debió necesariamente inspirarse en la Bandera que le legara o bien mostrara Belgrano, en el período en que ambos estuvieron juntos en el norte del país (enero a marzo de 1814).
En un retrato de batalla durante la estadía de Belgrano en Londres (1815), aparece una bandera en el fondo con dos franjas horizontales, la superior blanca y la inferior celeste, por lo cual se puede suponer que las indicaciones fueron dadas por Belgrano.
Se desconoce las causas por las cuales comenzó a disponerse las franjas de distinta manera a la hasta este momento acostumbrada.
Las primeras indicaciones de la bandera de tres franjas horizontales aparecen en una nota de fecha 16 de octubre de 1813, que envía Vigodet a su ministro de Estado en España: “Los rebeldes de Buenos Aires han enarbolado un pabellón con dos listas azul celeste a las orillas y una blanca en el medio…”


Actividades:

· Sugerimos el trabajo propuesto en el siguiente link:
 



Relato de una costurera:




“Me llamo Clarisa Guerrero viuda de Guevara, soy muy pero muy viejita, pero todavía guardo muchísimos recuerdos de la época que me tocó vivir, de los momentos que vivió el país en guerra, del hambre, del miedo, pero también de los buenos amigos, como María Catalina. 
María Catalina Echeverría de Vidal vivía al igual que yo, en la Capilla del Rosario del pago de los Arroyos. Ahora mi bisnieta le dice simplemente Rosario, pero antes, cuando había más tiempo, pronunciábamos el nombre completo.
En esa época, por el año 1811, las mujeres nos ocupábamos de todas las cosas de la casa, del cuidado de los hijos y de obedecer al marido. Todas cosíamos nuestra ropa, lavábamos los trastos en el río Paraná y planchábamos todo con un hierro caliente.
Pero María hacía algo mejor que todas nosotras: sabía bordar como ninguna. Es por eso que el general Belgrano, luego de asesorarse, le pidió a ella que bordara la celeste y blanca que por primera vez se izó frente a los soldados en las baterías de Capilla del Rosario del pago de los Arroyos (y bueno, yo le sigo diciendo así…)
El general fue muy claro: “Quiero, doña Catalina, una bandera con los colores de la escarapela. Los colores del cielo fueron tomados para evocar el manto de la Inmaculada Concepción de la Virgen. Esos colores, también, eran los que había elegido la casa de Borbón, de la cual forma parte el rey prisionero Fernando VII”.
Catalina me contó que trabajó durante todo el día, y también durante toda la noche a la luz de la velas.
El 27 de febrero de 1812 se la entregó tempranito: “Aquí está, mi general”.
“Gracias, doña Catalina”-dijo Belgrano emocionado.
En la nueva batería, a la que Belgrano inauguró con el nombre Independencia, hizo formar a sus soldados. Un sobrino de Catalina que formaba parte del ejército contó que Belgrano ordenó a la tropa jurarle fidelidad a la bandera diciendo: “Juremos vencer a los enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo
de la independencia y de la libertad”.
Así fue cómo Capilla del Rosario del pago de los Arroyos (yo me niego a decirle Rosario) llegó a ser una ciudad muy famosa, ya que venía gente de todas partes a conocer el lugar donde la celeste y blanca flameó por primera vez…”


Actividades:

· Leer el relato a los/as alumnos/as.
· Solicitar a través de preguntas la re-narración.
· Observar imágenes (pinturas, litografías) que recreen el momento en que fue
jurada la bandera a orillas del río Paraná.

                                          

 La imagen la encontrarán en el link:


 *Contrastar la descripción que se realiza de la primera Bandera en los textos
trabajados y las imágenes observadas.


 LA OSADIA DE BELGRANO

“… Cuando Belgrano izó por primera vez la insignia azul y blanca a orillas del río que luego seria llamado, en conmemoración, Juramento, fue severamente reprendido por las autoridades porteñas, quienes le ordenaron
deshacerse de ella y volver a enarbolar la roja y gualda de la Corona española.
No le fue mejor más tarde cuando en camino hacia el Alto Perú, festejando el segundo aniversario de la proclama de Mayo, vuelve a reemplazar el estandarte real por la bandera celeste y blanca, la que hace bendecir por el cura Gorriti y pasear por las calles de Jujuy.
Enarbolada en el Cabildo y saludada por salvas de los cañones Belgrano hizo formar las tropas ante ella, arengándolas con lo que para muchos fue una verdadera declaración de independencia, alejada de las especulaciones politiqueriles de Buenos Aires.
 "El 25 de Mayo será para siempre memorable en los anales de nuestra historia, y vosotros tendréis un motivo más para recordarlo cuando sois testigos, por primera vez, de la bandera nacional en mis manos, que nos distingue de las demás naciones del globo (...) Esta gloria debemos sostenerla de un modo digno
con la unión, la constancia y el exacto cumplimiento de nuestras obligaciones hacia Dios (...) Jurad conmigo ejecutarlo así, y en prueba de ello repetid ¡Viva la Patria!”
Su comunicación al Triunvirato le es respondida por el inconfundible estilo de Rivadavia.
"El gobierno deja a la prudencia de V.S. mismo la reparación de tamaño desorden (la jura de la bandera), pero debe prevenirle que ésta será la última vez que sacrificará hasta tan alto punto los respetos de su autoridad y los intereses de la nación que preside y forma, los que jamás podrán estar en oposición a la
uniformidad y orden. V.S. a vuelta de correo dará cuenta exacta de lo que haya hecho en cumplimiento de esta superior resolución."
Buenos Aires privilegiaba el temor a desagradar al embajador Lord Strangford y se sometía a la estrategia inglesa de sostener hipócritas buenas relaciones políticas con España, que excluían inoportunos arrestos independentistas de sus colonias, a cambio de arrancarle las mayores concesiones comerciales.
Furioso y despechado, don Manuel responde el 18 de julio de 1812, sincerándose que en las dos oportunidades había izado la bandera para "exigir a V.E. la declaración respectiva en mi deseo de que estas provincias se cuenten como una de las naciones del globo". Pero ya que el gobierno no dictaba la independencia, no le cabía otra conducta que recoger la bandera, "y la desharé para que no haya ni
memoria de ella -escribe con conmovedor despecho-. Si acaso me preguntan responderé que se reserva para el día de una gran victoria y como ésta está muy lejos, todos la habrán olvidado."
Razones tenía Belgrano para estar sorprendido puesto que, imbuido de la necesidad de no precipitar la autonomía de España, había elegido para la bandera los colores borbónicos, de la casa del Rey Fernando VII: tres franjas, dos azul celeste exteriores y una blanca interior. Los colores que ya lucían en la Escarapela
Nacional de las Provincias del Río de la Plata, creada por decreto del 18 de febrero de 1812.
Fue Sarmiento, quien, años más tarde, señalaría que "las fajas celestes y blancas son el símbolo de la soberanía de los reyes españoles sobre los dominios, no de España sino de la Corona, que se extendían a Flandes, a Nápoles, a las Indias; y de esa banda real hicieron nuestros padres divisa y escarapela, el 25 de
Mayo, para mostrar que del pecho de un rey cautivo tomábamos nuestra Soberaníacomo pueblo, que no dependió del Consejo de Castilla, ni de ahí en adelante dependería del disuelto Consejo de Indias". (¿Quién habrá inventado esa cursi historia de don Manuel elevando su mirada e inspirándose en cielo y nubes?)
La bandera celeste y blanca se izó en la fortaleza de Buenos Aires sólo tres años más tarde, luego de la caída de Alvear a raíz de su fracasada intentona de defenestrar a San Martín como Gobernador de Mendoza, sustituyéndolo por el coronel Perdriel.


 Actividades:

· Solicitar a los alumnos/as la lectura del texto.
· Leer el cuento ¡La bandera!...¡Hay que esconder la bandera!9 Sugerimos el siguiente link: http://www.me.gov.ar/curriform/publica/belgrano_03.pdf “
· Establecer vinculaciones entre el relato histórico y el cuento.
· Como sugerencia final se propone este link: http://www.me.gov.ar/efeme/20dejunio/canmibandera.html En este sitio encontrarán canciones escritas a la bandera para leer y analizar con los/las niños.
De igual forma, sugerimos estimular la búsqueda junto al maestro/maestra bibliotecario de cancioneros escolares, que contengan letras de canciones a la Bandera Argentina y que obren en las bibliotecas de las escuelas, con el objetivo de analizar el momento en que éstos se publicaron, quiénes los editaron, cuál es
su sentido, la formación de qué tipo de ciudadanos intentaban generar. Por ende, qué mundo de representaciones entra en juego según la fecha de edición de los cancioneros. Para lo cual, es imprescindible contextualizar, indagar los datos de los autores y/o músicos10. En el Anexo de la presente propuesta áulica encontrarán como ejemplo, la trascripción de letras de canciones a la Bandera Argentina, publicadas en Cantos Escolares por la editorial Guadalupe, en el año 196311.
También, podrán consultar los siguientes links:





 El Monumento a la Bandera:







El arte despliega el mundo de representaciones sociales que coadyuvan a reconstruir el tiempo histórico desde el presente otorgándole sentido. Por ello, en este apartado invitamos a observar el Monumento a la Bandera ubicado en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe. Esta obra monumental cuenta con esculturas, entre otras, de Lola Mora.
Encontrarán imágenes y explicaciones sobre la descripción del Monumento a la Bandera en el siguiente link:



 Actividades:



- Describir cada una de las partes que conforman el Monumento de la Bandera y explicar brevemente su significado.

- Relacionar lo descrito con los acontecimientos que tuvieron lugar en ese escenario.

-¿Están todas las provincias en él representadas?

-Responder: ¿Por qué debe tener significado para los argentinos el Monumento a la Bandera?

-Analizar el Decreto Nº 292/201114, del 28 de diciembre, que firmaron la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el Ministro del Interior, Florencio Randazzo, en el que se declara el 2012 como el año en que se le brinda homenaje a Manuel Belgrano.



 Construyendo andamiajes sobre el Bicentenario de la Bandera Nacional

La apropiación del conocimiento por parte de los niños/niñas es posible si logran demostrar la articulación conceptual. Los maestros/maestras deben ofrecer a sus alumnos/alumnas propuestas didácticas que inciten a su interacción, con el propósito de reconstruir el entretejido conceptual que le otorga sentido.
 


Actividades de Cierre:


· Recrear los relatos leídos y analizados, las canciones escuchadas y decodificadas, el recorrido por el Monumento a la Bandera, la lectura de materiales, en un mural que confeccionarán los niños/niñas en grupos de trabajo, teniendo en cuenta el recorrido y discusiones (búsqueda de acuerdos) llevadas adelante sobre el desarrollo de la propuesta.
· Incluir en el mural un dibujo sobre lo que representa para los niños/niñas, según cada grupo de trabajo, el “Bicentenario de la Bandera Nacional”.
· Elaborar una canción a la Bandera Nacional en su Bicentenario y junto a los/las docentes de música.
· Proponer una jornada de trabajo para revisar las actividades finales y los trabajos elaborados.
· Confeccionar junto a los/las docentes de plástica y de música un cancionero sobre la Bandera Argentina que se utilizará a lo largo del año escolar.
· En un afiche/ o una agenda gigante, cada niño/niña deberá escribir un epígrafe que represente el sentido que hoy tiene para él/ella la Bandera Argentina en su Bicentenario. No olvidar incorporar a los protagonistas tanto del pasado como a los actuales, que le confieren sentido a nuestra Bandera Nacional.
 

Sugerencias para la evaluación:

- Evaluación en proceso: permanente, formativa y sumativa.
- Evaluación a partir del error.
- Participación en las actividades individuales y grupales.
- Compromiso en la tarea propuesta.
- Escucha y respeto por las opiniones de los/las compañeros.
- Claridad y coherencia en los planteos y en la comunicación, tanto de las
actividades propuestas, como de su resolución.


Fuente consultada:




TE DESEO UN MARAVILLOSO DÍA...